ARMARIO CÁPSULA

Hemos oído decir mucho sobre el término “Armario Cápsula” y es que, aunque desde hace mucho tiempo, es parte del glosario básico en el mundo de la moda, se ha hecho mucho más conocido hace poco, con el resurgimiento (y necesidad) del consumo tanto responsable, como
sostenible en este sector. Además, la apuesta por llevar un estilo de vida menos cargado, con chispas de minimalismo, hacen de este método, una manera práctica y estética de acercarse a la creación de los looks diarios y, por tanto, a la reafirmación de la identidad.

Entonces, ¿podríamos decir que el armario cápsula es realmente bueno?

¡Sí! Y si tienes dudas, sigue leyendo para decirte paso a paso como empezar a construir el nuestro, sin tener nada que temer.

¿Qué es un Armario Capsula?

El “Armario Cápsula” puede definirse como el conjunto de prendas básicas de buena calidad que forman la base de cualquier guardarropa, y que también, pueden conformar por sí mismas
un armario completo. Es decir que, si eliges las prendas adecuadas de ese armario cápsula, no necesitarías nada más para completar tu outfit, consiguiendo crear una gran cantidad de looks, así que ¡Arriba la imaginación! Muchas mujeres prefieren tener un “Armario Cápsula” por cada estación del año o mínimo, cada seis meses. Otras, organizan las prendas eligiendo una paleta de color por temporada, y hay quienes sólo incorporan sweaters o shorts cuando lo exige el clima. En fin, existe muchas variaciones y créeme que todas dependen de las necesidades de cada una.

Importante: debemos tener muy claro que un armario cápsula tiene que ser fácil de combinar y, sobre todo, que refleje quién tú eres.

¿Por qué y para qué tener un “Armario Cápsula?

Estas respuestas dependen de quién quiere ponerlo en práctica, por ejemplo, particularmente mi base, es buscar un equilibrio y una conexión entre lo que hago y mi ritmo de vida, pero en líneas generales, aquí les presento unas buenas razones para que, al menos, se lo empiecen a pensar:

  • Ahorrar tiempo y facilitar la tarea de vestirse cada mañana: al tener en el armario las prendas claves, se crean looks diferentes solo con los “extras” que llegan, eso nos facilita escoger un outfit cada día a la hora de vestirnos, sin mucha complicación.
  • Mayor autoconocimiento estético: es decir, hacer un análisis detallado del estilo de vida que se tiene, por ejemplo, de nada sirve enamorarse y acumular vestidos de noche, si lo que pide nuestra rutina son unos joggers con los que poder moverse.
  • Autenticidad: el autoconocimiento del que hablamos anteriormente implica hacer algunos ajustes para vestir como de verdad lo necesitamos, y esto hace que la ropa sea la mejor forma de expresión personal a nuestro servicio.
  • Sostenibilidad: ¿eres una chica que se preocupa por el medio ambiente? Entonces esta es una buena para ti, ya que, apuesta a la moda sostenible, desde la perspectiva de la durabilidad y de un menor consumo.

Recordemos que una prenda no solo es sostenible por las fibras que utilice, dónde se haga, cuántos litros de agua se ahorre o si se puede reciclar o no, sino por cuánto se use, el Armario Cápsula lucha contra las compras impulsivas y sin razonamiento, y nos propone “tener menos y mejor”, donde se hace ineludible la calidad, y es que sabemos que, para que una prenda dure en buen estado muchos años, tiene que cumplir una serie de criterios en cuanto a materiales y confección, que la haganenvejecer bien y aguantar el paso del tiempo.

¿Y qué hay de las tendencias?

 Uno de los temores que mayormente tienen, quienes aún no se deciden por este método, es el miedo a no tener prendas de temporada y a quedarse “desfasadas o sin nada que ponerse” sintiendo que son muy pocas las opciones de prendas que tienen para escoger. Pero recordemos que no podemos tener en nuestro armario todas las tendencias que vamos viendo, lo ideal es saber qué es lo que va mejor con nosotras y así evitamos tener ropa abandonada en el armario.

¿Cuántas prendas tiene un armario cápsula?

En realidad, no existe un número exacto de prendas, algunos expertos de la moda apuestan por 30 piezas, otros por 40, pero a nivel general podríamos movernos entre las 33 y las 40 prendas, entre las que se incluyen zapatos y complementos, quedando por fuera la ropa interior y la de deporte, y otras prendas más específicas, como vestidos de fiesta y piezas de uso puntual.

 El reto está en vestirse únicamente con ese número de prendas toda una temporada, llegando a sobrevivir muchas de ellas al cambio de estación. Por ejemplo, unos vaqueros pueden formar parte tanto del armario cápsula de verano como de invierno, mientras que una falda ligera de flores estará sólo en el de verano, y tendrá que cambiarse en el de invierno, por un abrigo extra.

Tenemos que recordar que, debido a la limitación del número de piezas en nuestro armario, los colores básicos suelen ser grandes aliados, así como diseños no excesivamente marcadas.

¿Y cómo se construye un armario cápsula?

Tal como hacemos una limpieza de armario tradicional: sacar todo lo que se tiene en el armario, someterlo a análisis para saber qué sigue sirviendo y qué no y, por último, guardar solo las prendas que van a formar parte del armario cápsula.

La clave lo lograrlo sin mayores complicaciones es hacer un análisis realista del estilo propio, de esas prendas “uniforme” que usamos casi a diario y de esas otras piezas que enamoran y combinan con todo.

Recuerda que las prendas que sean de otras estaciones deberán almacenarse en otro lugar para que no interfieran con el armario cápsula del momento.

Otro aspecto súper importante para crear un buen armario cápsula es definir la paleta de colores dominante en nuestras prendas.  Trata de detectar los colores que más destacan en tu armario, eso te ayudará a elegir una paleta de colores para que tus prendas combinen fácilmente.  Aprovecha este momento para conocer más sobre los colores que te gustan, los que no te favorecen y los que te gustaría vestir más. En este punto, olvídate de los típicos blanco, negro y neutros, (al menos que eso sean los colores que te fascinan), trata de enfocarte en los tonos que te hacen feliz y en lo que podrías vestir hasta el cansancio.

Una vez que ya tengas la paleta de colores y comprendido las prendas ideales para tu estilo de vida, busca las que te reflejan mejor tu forma de ser. Si te resulta sencillo, ¡perfecto! pero, si sientes que hay un poco de todo y nada combina, elige lo que mejor te va y revisa por qué las cosas no te gustan: ¿Compras por impulso?, ¿son regalos?, ¿lo compraste hace tiempo y ya no te representa?, ¿ya no te queda?

Revisa todo y separa por grupos:

1) para el armario cápsula

 2) para reparar o ajustar

 3) para regalar o donar.

Este último punto, puede que te resulte difícil, porque a veces nos cuesta desprendernos de las cosas, pero creo que tienen más valor cuando cumplen su propósito: en este caso, vestir. Así que, si hay prendas que sabes que no vas a usar, dónalas o véndelas. Te sentirás muy bien de saber que alguien las aprovechará.

Las prendas que conforman un armario cápsula:

Ya tenemos claro que las piezas de un armario cápsula variarán de uno a otro, sin embargo, aquí te presento una lista de algunas de las prendas que más suelen repetirse y que funcionan por su atemporalidad:

  1. Una camisa blanca
  2. Camisetas básicas
  3. Una camiseta de rayas
  4. Jerséis neutros
  5. Unos vaqueros
  6. Unos pantalones de traje en color neutro
  7. Un blazer largo y oscuro
  8. Una cazadora de cuero
  9. Una gabardina
  10. Unas zapatillas deportivas clásicas
  11. Unas bailarinas o unos mocasines
  12. Un vestido negro corto o midi
  13. Un vestido lencero sin demasiados adornos
  14. Una slip skirt
  15. Un tote bag

Como ves, la lista no está completa y te repito, son sólo recomendaciones, porque recuerda que todas tenemos un estilo de vida diferente y eso al final, es lo que marca las piezas que vamos a incluir. Puedes experimentar con distintos tipos de prendas, pero siempre que vayan con tu estilo de vida y lo que normalmente usas, por ejemplo, a mí no me gusta las chaquetas de cuero, entonces no voy a tenerlas, aunque muchos armarios cápsulas las incluyen.

Lo importante de todo esto es que comprendas que no es útil tener 10 camisetas blancas casi iguales, o 9 pares de vaqueros, si eliges bien los básicos sabiendo que se pueden combinar con al menos 3 prendas que ya tengas, tendrás el armario cápsula ideal de las expertas.

Haz una lista de las prendas que aún te hacen falta.

¡Perfecto! ya tienes en orden tu armario y sabes con lo que cuentas, ahora puedes hacer una lista de las prendas que te hacen falta, claro, no vas a salir corriendo a comprar todo al instante, lo ideal es que tengas la lista a la mano para cuando encuentres esa prenda que cumpla con lo que necesitas.

 

Para finalizar este artículo, y para que te sientas mucho más segura de aventurarte con este método de combinación y organización de prendas a la hora de vestir, te presento algunos de sus múltiples beneficios:

  1. Tendrás solo las prendas que te quedan y te hacen sentir bien.
  2. Podrás invertir en prendas de mejor calidad.
  3. Te resultará más sencillo combinar la ropa y podrás crear más conjuntos con menos.
  4. Será una excelente oportunidad para desarrollar tu creatividad.
  5. Definirás tu estilo personal, independiente de cualquier prenda y moda.
  6. Ayudarás a reducir tu impacto en el medio ambiente.
  7. Podrás distanciarte del fast fashion y el consumismo excesivo.
  8. Tendrás un clóset más ordenado y apreciarás más el valor de lo que tienes.
  9. Podrás destinar el dinero que no inviertas en ropa, en cosas más provechosas.
  10. Serás más analítica al momento de comprar la ropa que necesitas.

El armario cápsula es una herramienta, que además de ayudarte a estar más organizada, hará de ti una persona mucho más segura, por propiciar tu autoconocimiento y creatividad, logrando que destaques por tu personalidad.

Traje de chaqueta: La prenda más IN esta temporada

El traje de chaqueta está en continua evolución y esta primavera se convierte en la tendencia más IN de la temporada.

Todas estamos de acuerdo que vivimos épocas de incertidumbre, y que el tiempo en el hogar sigue estando muy presente en el día a día, esta razón hizo pensar que los trajes de chaqueta no vivirían su mejor momento, pero las tendencias de la moda nos están demostrando que no es así, las dos piezas claves de la sastrería, se presentan con fuerza esta primavera-verano 2021 y su apuesta se mantiene hasta el venidero año, como tendencia para otoño-invierno 2021/2022.

Aunque para nadie ha sido fácil durante el último año, con un confinamiento y una pandemia que han marcado el ritmo de todos y cada uno de los movimientos sociales y empresariales de más de medio mundo, tampoco ha sido imposible, pues a nivel creativo, hemos sabido entender el cambio de necesidades, y en lo que respecta a la moda, han surgido saltos más complejos que expresan, en cierto modo, optimismo con respecto a lo que está por venir. Esto lo vemos reflejado en los trajes con combinaciones que eran impensables hasta hace poco, pero que como nos ha tocado a muchas de nosotras a nivel personal, se reinventa y se adapta a las nuevas circunstancias para mostrar un lado más fresco y multifacético.

Si la moda ha reflejado los cambios socioculturales de los últimos años, los trajes de chaqueta podrían representar muy bien ese look, pero la presencia de uno de los básicos de armario por excelencia no es algo casual, al contrario, nos está revelando una visión esperanzadora del futuro próximo, además de ser sinónimo de empoderamiento femenino.

 

 

 

¿No me crees? Pues vamos juntas hacer un recorrido por los cambios que ha hecho y lo que representa cada uno.

Luego, con la nueva ola feminista, los creadores no dudaron en recurrir de nuevo a este look como símbolo, pero en esta ocasión, el traje renació adaptado a los gustos actuales, es decir con una propuesta menos formal y diseños en líneas holgadas, rectas y oversize en muchos casos. De esta manera, el traje empezó a combinarse, primero con camisetas básicas, después con tops lenceros, y así, finalmente ¡hasta con ropa interior! por las más atrevidas. Además, con toda esta evolución, el traje se abrió también a todas las opciones de calzado, incluidas las zapatillas deportivas.

Esta evolución, como estamos viendo, ha sido constante en las últimas temporadas, y no sólo en el corte y diseño, sino también se ha dejado notar en la paleta de colores, que se amplió a tonos muy vivos, así como la inclusión de nuevos y distintos tejidos. No hemos de extrañarnos al ver, desde hace varias primaveras, como las calles se inundaron con alegres trajes colores: azules, fucsias, amarillos, rojos y verdes, sólo por mencionar algunos. 

Esta primavera y verano del 2021, el traje viene con una propuesta interesante, ¡se va a llevar con bermudas! Ya lo vimos sobre las pasarelas y diferentes firmas de estilos opuestos como Chanel, Balmain o Jacquemus han compartido esta visión, cada una ha presentado su combinación chaqueta + shorts, pero la esencia es la misma. Como suele pasar, la propuesta no ha pasado desapercibida para las firmas mass market más importantes, Zara, Mango y H&M se han hecho con trajes de este estilo para vender esta temporada.

Nosotros no nos hemos quedado atrás en el Armario de Maru y también apostamos por la tendencia de los blazer y chaquetas de distintos diseños, tejidos y colores, a precios increíbles y todo made in Spain.

El traje, es una prenda tremendamente cómoda, capaz de reinventar infinidad de looks y con un diseño atemporal que le da un plus, por eso, la propuesta de la sastrería para el próximo otoño es una gran noticia para todos y se evidencia en los looks donde contrasta la elegancia con la informalidad deportiva: se siente en los blazers, en los pantalones sastre cortos, en los lazos de tul e incluso en los minivestidos con encajes.

 Con todo esto pareciera, que es sin duda el sitio natural para los trajes de chaqueta.

Female model in casual clothes, shrugging her shoulders while standing near her wardrobe, having hesitations what to wear. Pretty woman having nothing to wear. Clothing and fashionable people concept

CUÁLES SON LOS COLORES QUE TE QUEDAN BIEN

Female model in casual clothes, shrugging her shoulders while standing near her wardrobe, having hesitations what to wear. Pretty woman having nothing to wear. Clothing and fashionable people concept

¿Te has preguntado alguna vez qué colores te favorecen más?

 Puede ser que de forma inconsciente tengas tu guardarropa lleno de prendas de ese color que te queda genial o de los colores de su misma gama, ya que a medida que vamos adquiriendo experiencia y (¿por qué no decirlo?) seguridad en nosotras mismas, vamos reconociendo lo que nos queda mejor, quizás no tengas todo un “abanico de opciones” pero sí esos tonos con los que te sueles sentir más cómoda.

¡A lo que voy!

Aunque bien es cierto que hay colores y prendas que te pueden favorecer más, eres totalmente libre de vestir como quieras, sin embargo, si estás buscando herramientas para que tu imagen luzca impecable, ¡sigue leyendo! estoy segura de que te gustará.

Iniciaré por la base de todo:

Armonía cromática

En términos generales la “armonía cromática” o “armonía de los colores” es el conjunto de técnicas que se utilizan para lograr cierto equilibrio en la interacción de los colores, según está teoría, todas las personas nos dividimos en cuatro grupos fundamentales que se relacionan con las estaciones del año y que tienen que ver con la tonalidad de la piel, el color de nuestro cabello y ojos, veamos:

Armonía Cálida-Suave también llamada Primavera: según esta categoría, las personas que se encuentran aquí tienen la piel cetrina y les toma color rápidamente con el sol, su pelo es castaño claro, cobrizo anaranjado o rubio (tono miel), y sus ojos son marrones o verde claro.

Armonía Cálida-Intensa conocida como Otoño: la piel de estas personas es morena, su es pelo castaño oscuro y sus ojos marrones o verdes oscuros. Las pieles mulatas se consideran cálidas.

Armonía Fría-Suave o Verano: las personas que poseen estas características tienen la piel blanca, el cabello rubio muy claro o ceniza y los ojos azules o verdes.

Armonía Fría-Intensa llamada también Invierno: agrupa a las personas con piel muy blanca, ojos claros y pelo muy oscuro. También se consideran frías las pieles de color negro azulado (es decir muy oscuro).

Claro, debemos tener en cuenta que muchas veces nuestros rasgos no estén tan claramente identificados dentro de estas 4 categorías que se plantean, es decir, que podemos estar, por ejemplo, entre una armonía cálida suave y una cálida intensa, en este caso, ¡no te preocupes! Porque nos favorecerán los colores de ambas categorías, así que ¡Mejor!

Lo que sí debe importarnos es saber si estamos dentro del grupo de Armonía Cálida o Armonía Fría.

Temperatura del color

Los colores también se clasifican, en este caso, de acuerdo con los efectos que provocan en el espectador algunos tonos, marcando la diferencia entre cálidos y fríos.

Se considera como colores fríos el azul, el verde y el morado, mientras que el rojo, el naranja o el amarillo son colores cálidos. Esta clasificación es psicológica, artística y científica.

Los colores blancos, negro y gris son considerados como colores neutros, en virtud de que presentan poca o mucha luz. El color gris tiene su origen en la mezcla de tonos entre el color blanco y negro.

Ya teniendo conocimiento del grupo de armonía cromática al que pertenecemos por nuestras características físicas y sabiendo cómo se clasifican los tonos del color de acuerdo con su temperatura, podemos hacernos la pregunta:

¿Qué colores nos favorecen?

Conocer cuáles son “nuestros colores” será de gran ayuda para cuando vayamos de compras, cuando buscas teñirte el cabello y hasta para dar con el maquillaje que se adecúe mejor a nuestras facciones.

Si escogemos mal los tonos de acuerdo con nuestra armonía cromática, podemos llegar a lucir pálidas o con ojeras, por eso resulta ser tan importante que sepamos identificar nuestra colorimetría, para que nos veamos siempre más jóvenes y saludables.

Reconocer también la intencionalidad con la cual escogemos una u otra prenda de un color en específico, también nos ayudará a proyectar la imagen que deseamos, por ejemplo, saber que el rojo se asocia a la pasión, la fuerza, la revolución, entre otras cosas, nos ayudará a saber en qué momento podemos llevarlo, ya que aunque no lo creamos, usar este color al vestir, nos impulsa a comportarnos de un modo ligeramente más asertivo y extrovertido.

Por su parte, reconocer que el morado (violeta) representa sofisticación y la elegancia y que el azul transmite confianza, integridad y entereza, nos ayudará a escoger en qué momento usarlo y cómo combinarlo, puesto que todo va a depender de la situación a lo que nos enfrentemos. Está claro, que no es lo mismo ir a una reunión de trabajo, que ir a una fiesta, pero si sabemos este tipo de detalles tenemos todas las de ganar.

Por regla general, a las personas de temperatura cálida les favorecen más los colores cálidos, así llamarán más la atención y mantendrán la armonía con su línea natural, por el contrario, si quieren mantener una imagen neutra, entonces deberán utilizar colores cálidos.

Lo mismo pasa con las personas de temperatura fría, si quieren pasar desapercibidas deberán usar colores cálidos, mientras que si quieren destacar y verse más favorecidas deberán utilizar colores fríos.

¿Cómo podemos identificarlos?

Hagamos un ejercicio muy sencillo:

  • Busca un espacio en tu casa donde tengas luz natural, lo mejor es que esté cerca de una ventana, sin estar expuesta directamente a los rayos del sol.
  • Necesitas dos telas, una blanca y otra beige o de un tono más amarillento.
  • Si no tienes telas de estos tonos, busca un collar, aretes o alguna prenda que sean de color dorado y plateado.
  • Colócate frente al espejo a cara lavada y ubica las telas debajo de tu cuello, las dos a la misma vez, o bien, los aretes o el collar que hayas escogido.
  • Observa con cuál de los dos tonos sientes que se ilumina más tu rostro, enseguida podrás notar cuál acentúa más tus imperfecciones y cuál suaviza más tus rasgos.
  • Si ves que se tu rostro se ilumina más con el beige, o el dorado, quiere decir que eres de temperatura cálida, por lo que los colores que te favorecen serán cualquier color que tenga una base más bien amarillenta o contenga amarillo.
  • Por el contrario, si notas que tu piel se ve mucho más iluminada y se suavizan las manchas con el blanco, o el plateado, quiere decir que eres fría, y por lo que los colores que te benefician son los colores fríos, por lo que deberás elegir tonos que en su base contenga azul o tiendan más bien al blanco.
Tips: Si después de la prueba de colores sigues con dudas, analiza si te bronceas o no en el sol. Generalmente las pieles frías no se broncean y toman un color rojizo, mientras que las pieles cálidas sí se broncean y se tornan doradas.

Para finalizar este artículo te presento una lista de los colores que mejor te quedan dependiendo de tu armonía de color.

Si eres de armonía fría estos son los colores que te quedan:

  • Azul
  • Verde azulado
  • Morado
  • Rosa
  • Gris Negro

 En cuanto a las joyas, considera las de los siguientes tonos:

  • Plata
  • Oro rosado

Lo mismo se puede aplicar con el maquillaje, si eres cálida estos son los tonos de labial y de sombras que te van mejor:

  • Café
  • Naranja
  • Sombras doradas

Si eres de armonía cálida, tus colores son:

  • Naranja
  • Amarillo
  • Verde
  • Beige
  • Café

 En joyería los mejores tonos para ti son:

  • Dorado
  • Bronce

En cuanto al maquillaje, si eres fría, te quedarán mejor los siguientes tonos de labial y de sombras:

  • Rojo intenso
  • Rosa
  • Sombras moradas
  • Sombras negro
  • Sombras grises
  • Sombras azules
Tips:
El rojo puro es temperatura cero. Es decir, no es ni cálido ni frío. Es importante encontrar el tono de rojo que te va bien a ti. Si eres de tonalidad cálida, te quedan los rojos anaranjados y si eres de tonalidad fría, te quedan los rojos intensos azulados: más obscuros y vivos como el strawberry rojo.

¿Y qué pasa si te equivocas?

¡NADA! Lo cambias o contratas una asesora de imagen que te ayude y puedas dominar este arte. Que no te dé miedo experimentar y probar colores nuevos. Nadie mejor que tú para saber qué te queda bien y qué no, déjate llevar y escucha tu voz interior.

¿Cómo vestir según tu tipo de cuerpo?

A nivel general existen 5 morfologías diferentes para identificar nuestro tipo de cuerpo. Cada silueta tiene sus cualidades diferentes como, por ejemplo: una cintura marcada, unas piernas delgadas, un busto bonito o formas bien proporcionadas, lo importante es reconocernos en alguna de ellas, para saber lo que nos queda mejor al crear nuestros looks y resaltar aún más nuestro estilo.

Comenzaremos por conocer las características de cada morfología y las prendas que mejor se adaptan a cada una.

 

Silueta tipo triangulo (A):

 

Características:

  • Hombros más estrechos que las caderas.
  • Las caderas ligeramente o muy redondeadas.
  • Una cintura marcada.
  • Su figura puede ser delgada a muy voluptuosa.

¿Cómo vestirte si eres Triángulo (A)?

Para resaltar las morfologías de este tipo, trata de concentrarte en la ropa que resalte tu busto y disimule un poco tus caderas.

  • Diles sí a las telas lisas, los colores oscuros, los pantalones lisos y ajustados y a los vestidos y faldas rectos.
  • Dile no a las faldas con vuelo, a los pantalones holgados, las prendas inferiores con estampados o colores muy llamativos, las blusas largas y los cinturones anchos.

 

Silueta tipo Rectángulo (H):

 

Características:

  • Hombros, cintura y cadera en la misma alineación.
  • Una cintura que no está bien marcada.
  • Su silueta puede ser delgada a muy voluptuosa.

¿Cómo vestirte si eres Rectángulo (H)?

Para lucir geniales tendremos que escoger prendas que nos estilicen la cintura, pero sin crear mayor volumen en caderas y hombros.

  • Diles sí a las prendas ajustadas no muy largas, a los escotes en V, a los cinturones, a los pantalones rectos a la cadera, a los estampados horizontales que marcan la cintura y estampados diagonales.
  • Dile no a las blusas que dan volumen a los hombro, a los estampados con líneas horizontales, a las prendas lisas y las blusas sin forma y holgadas.

Silueta tipo triángulo invertido (V):

 

Características:

  • Hombros más anchos que las caderas.
  • Las caderas estrechas.
  • Su silueta puede ser delgada a muy voluptuosa.

¿Cómo vestirte si eres Triángulo invertido (V)?

Busca prendas que resalten la parte inferior de tu figura.

  • Diles sí a las prendas superiores lisas y simples, a los colores oscuros, a los estampados simples, tirantes gruesos, cinturones delgados y accesorios simples.
  • Dile no a las prendas superiores con estampados muy llamativos, collares y accesorios muy grandes, colores brillantes y a los cinturones o fajas anchas.

Destaca tus caderas!

Llama la atención hacia esta parte del cuerpo, usa telas estampadas, pueden ser: rayas, flores, lunares o cuadros; los drapeados y las faldas de tipo campana y con volumen te darán un plus en tu outfit.

Eso sí, trata de evitar vestidos, faldas y pantalones con corte recto, lisos y oscuros.

Silueta tipo Reloj de arena (X):

 

Características:

  • Hombros y caderas en la misma alineación.
  • Una cintura marcada
  • Su silueta puede ser delgada o voluptuosa.

¿Cómo vestirte si eres Reloj de arena (X)?

En este caso hay que cuidar las predas que usemos para tratar de que nuestros hombros y caderas no luzcan más anchos.

  • Dile sí a las prendas lisas y simples, que se ajusten de forma natural a tu cuerpo. Los vestidos y faldas con corte A son una excelente opción, también los pantalones ajustados te harán lucir genial.
  • Diles no a las rayas horizontales, a los estampados grandes, a los cuadros y a las prendas muy holgadas. Tampoco podemos abusar al vestir y usar ropa muy ajustada, recuerda que hay que buscar un equilibrio y mantener la forma natural de nuestro cuerpo.

Aprovecha tus curvas!

Puedes usar accesorios que acentúen tu cintura y jugar con escotes para dirigir la atención a la parte del cuerpo que quieras resaltar. Eso sí, cuida de usar complementos muy grandes, prendas rectas, vestidos al corte imperio o con tejidos muy pesados que agregan mayor volumen a tus proporciones.

Silueta tipo Óvalo (O):

 

Características:

  • Presentan hombros y caderas pequeños
  • Tienen la cintura más ancha.

¿Cómo vestirte si eres Óvalo  (Ó)?

Para que logremos hacer looks que destaquen mejor nuestra figura, debemos escoger prendas que disimulen la cintura y el abdomen.

  • Dile sí a la ropa holgada pero toma en cuenta aquellas que mejor estilicen la cintura, a las blusas y vestidos con escote en V, a los collares llamativos, las telas lisas, el corte imperio en vestidos y blusas, mangas ¾, ropa interior tiro alto, un buen sostén y pantalones tiro alto rectos.
  • Dile no a las rayas horizontales, a los estampados grandes o con cuadros, a las prendas sin corte definido, cinturones anchos, pantalones a la cadera y prendas muy ajustadas al cuerpo.

En este caso, llevemos la atención hacia nuestra cara, los escotes en V son ideales para lograr este resultado, usar collares y pendientes llamativos, peinados altos, acompañados de un buen maquillaje serán una excelente opción.

Por otro lado, trata de evitar los strapless, las blusas con tirantes o sin mangas y los cuellos altos.

Recuerda: mientras más nos conozcamos, mejor vamos a potenciar nuestras cualidades. Reconocernos forma parte de un proceso interno que nos lleva a la aceptación y conexión con nuestro ser, de esta manera lograremos proyectar lo que somos a los demás, sin miedos.

Ya sabemos que tipo de morfología encaja mejor en nosotras, es una sencilla guía que puede ayudarte a elegir mejor las prendas que van a reflejar tu imagen, te harán lucir más bella y te sentirás también más segura.

Cada mujer es única, somo universos distintos todas con cualidades extraordinarias, crea ahora los looks que más se adapten a ti y marca tu propio estilo.

blog-3

Tendencias Invierno 2020

Tendencias Invierno 2020

 

Las tendencias que ya vemos en esta temporada, empezaron con las propuestas en las pasarelas internacionales desde el pasado febrero, grandes firmas de moda pusieron sobre la palestra una serie de tejidos, colores, estampados y prendas, que se impusieron para este Otoño/Invierno 2020 – 2021 y que hoy vamos a descifrar para saber cómo vestirlas de la forma más fácil posible, adaptándolas a nuestros looks de street style.

Después de analizar cada una de las propuestas que nos presentan las grandes marcas de la industria de la moda en Nueva York, París, Milán y Londres, vamos a reconocer mejor la tendencia de moda en las prendas para crear nuestros outfits perfectos esta temporada.

Uno de los tejidos que ya estuvo presente el año pasado y que regresa con más fuerza esta temporada es el efecto cuero, ya sea en su versión original o en propuestas con nuevos materiales efecto piel, las tonalidades se mantienen discretas, van desde el negro hasta los tonos tierra, pero pendientes con los tonos verdes o granates, que están marcando fuerte este temporada. Puedes llevarlo desde en un vestido, pasando por abrigos, pantalones y americanas. Algunas de las firmas que apuestan a esta tendencia son Fendi y Versace.

Por otro lado, la lana y el punto se imponen. Más allá de estar presentes estas prendas típicamente invernales, se reformulan y transforman en shorts, total looks o bralettes. La mejor inspiración para vestir el punto esta temporada está, sin lugar a dudas, en el desfile de Dolce & Gabbana.

Los metalizados en plata y oro también se vuelven protagonistas y se convierten en una opción interesante para lucir un look atrevido, no es necesario que lleves el outfit completo, basta incluir una sola prenda con efecto metalizado, será más que suficiente.

El romanticismo algo gótico se presenta como un must esta temporada. En las pasarelas nos mostraron vestidos con aspecto barroco, grandes lazos, encajes victorianos y brocados, completando la propuesta con un maquillaje muy marcado. ¿Cómo podemos adaptar este estilo en nuestro día a día? ¡Fácil! con camisas y blusas románticas de cuello bobo.

Como ya estamos cerca de las fechas navideñas, no podemos perder de vista las lentejuelas, que suelen estar presente en esta época, sin embargo, este año las lentejuelas pretenden colarse de lleno también en los estilismos casuales. Hemos visto, vestidos de lentejuelas muy festivos con botas de agua o combat boots en los desfiles, toda una inspiración para atreverse a crear estilos extremos este otoño/invierno 2020-2021.

En cuanto a la propuesta de accesorios y complementos tenemos las corbatas, que fue sin lugar a dudas uno de los accesorios más atrevidos y también repetidos en las pasarelas. Se pueden llevar con éxito en clave masculina como propone Givenchy, dando el aire ultrafemenino de Chanel o inspirándonos en el estilo setentero de Dior.

Los flecos es otra de las propuestas fuertes esta temporada, tomando como inspiración los “cowboy” americanos, están presentes en vestidos, chaquetas, pantalones, hasta bolsos como lo de Bottega Veneta. Creéme, los flecos elevarán cualquier outfit, son todo un hit.

Por su parte, las cadenas siguen siendo tendencia una temporada más, los grandes eslabones se mantienen presente tanto en las prendas de ropa, como en bolsos, de muestra está el chain pouch que se mantiene como uno de los bolsos más deseados del momento y es por supuesto de Bottega Veneta, que también le apuesta a los jerséis y gabardinas con este detalle.

Las botas militares también se mantienen dentro de los accesorios femeninos para esta temporada, Burberry, Prada y Bottega Veneta son unas de las firmas que apuestan a este estilo, sin lugar a dudas es un calzado que tienes que incluir en tu zapatero. Para combinarlos usa prendas sofisticadas y así lograrás un interesante contraste, el efecto agresivo del calzado con la delicadeza de tu estilismo será un punto más a tu favor.

Cuando llega la temporada del otoño/invierno solemos pensar que los únicos colores válidos a utilizar son el marrón y el negro, pero si bien es cierto que los tonos beige, camel y tierra toman especial relevancia durante este tiempo, sobre todo si los usas en clave monocolor, Sin embargo, los tonos más elevados como el rojo y el verde esmeralda son los elegidos como los colores estrella entre las apuestas de las marcas.

El rojo por su parte, es el protagonista en vestidos, abrigos sastre y pantalones de cuero o vinilo, así nos los hace saber Valentino. El verde bien sea en tono esmeralda o más oscuro llena de elegancia los estilismos mientras convive a la perfección con negros, marrones y hasta azules marinos, todo un detalle para lograr combinaciones increíbles esta temporada.

El blanco es uno de esos colores que son indispensables en nuestro guardarropa, la tendencia de este año es optar por el blanco hueso, esta tonalidad se muestra interesante en las prendas porque pierde algo de luz y se torna más beige en los estilismos invernales, dando una apariencia de calidez.

Entre los estilos con mayor tendencia están la sastrería con trajes completos como americanas, pantalones chinos, chalecos y camisas, resurgiendo con más fuerza esta temporada, bien sea en su versión más clásica en cuanto a la gama tonal o en materia de estampados, los cuadros príncipe de Gales o raya diplomática se ponen a la cabeza.

Otro estilo que se mantiene es el efecto acolchado, los abrigos de plumas o con relleno ‘cozy’ amplían sus diseños, permitiendo que este tipo de prendas, que anteriormente sólo se destinaban a momentos de ocio y deporte, ahora sean prendas casi igual de elegantes que los abrigos más clásicos, así que no tengas miedo en combinarlos con un vestido largo o de noche, firmas como Prada, Ganni o Alexander McQueen son los creadores de esta propuesta.

Dior es una de las firmas que revitalizan la tendencia setentera con su propuesta de estilo college, inspirándose en trajes de chaqueta (como ya lo hemos dicho antes) pero de pana o terciopelo, agregando accesorios de cuero y algún detalle de cuadros. Haciendo referencia a éste último, el estampado de cuadro es uno de los más elegantes que existe y que esta temporada se vuelve fundamental, ya sea en su versión tartán o en tonos marrones, rojos y verdes. Victoria Beckham y Gucci se suman a las firmas que dejan claro que la vuelta al cole tiene un uniforme bien definido: las faldas de tablas, el cardigan de inspiración 70’s o la estética deportiva.

Por último podemos mencionar los cuellos que esta temporada 2020-2021 han sido uno de los accesorios con más poder en las propuestas de la moda. Los cuellos ‘baby doll’ es tan práctico como mostrar el cuello de tu camisa sobre un jersey o un traje de chaqueta y eso será suficiente para transmitir elegancia en tu look. Puedes llevarlo de manera sencilla o apostar por un toque retro, usando bordados o aplicaciones, como lo han presentado Prada, Victoria Beckham o Bottega Veneta en sus desfiles.